“La fotografía es, antes que nada, una manera de mirar. No es la mirada misma.”

Esta es nuestra entrevista completa con Marcos Constancia, un amante de la naturaleza que nos ha impresionado a todos con sus fotografías viajando por Guatemala en redes sociales.

¿Cuál es el lugar que más te ha impresionado de Guatemala y porqué?

En realidad es difícil mencionar un lugar  en especial ya que cada lugar que visito tiene ese toque de magia y manera acogedora de envolverme en la naturaleza. Puedo decir que el mejor lugar o incluso la fotografía que más me ha impresionado  es La fotografía mental, la que guardamos en el corazón, la que tomamos con la primera impresión al conocer cada lugar,  esa nos llena el alma, porque cada lugar tiene una fotografía que cuenta una historia distinta.

¿Porqué decidiste empezar a viajar en Guatemala?

Al inicio sólo fue el deseo de viajar y disfrutar de la compañía de personas que se dejan sorprender por la belleza de nuestro país.  Luego mi deseo cambio y creció, decidí buscar cada lugar de Guatemala para poder documentar  y transmitir por medio de una imagen estos lugares. Esto para que más personas se animen a conocer tan sorprendentes cosas que tiene  Guatemala y así decidí combinar el viaje con la fotografía

¿Cuál ha sido tu fotografía más difícil de capturar?

Una de las tantas que recuerdo es  cuando subí el volcán Acatenango para  fotografiar desde allí el volcán de fuego y su actividad  volcánica.  Fue bonita y difícil la experiencia porque las inclemencias del tiempo  fueron muy extremas,  el frío hace que  uno no deje de temblar  y la fuerza del aire arrastra con tus cosas y con uno mismo.

Vivímos  una leve caída de escarcha  que dificultó aún más obtener las fotografías, aunque la recompensa después te llena de satisfacción al ver como la naturaleza te sorprende y como ese volcán de fuego hizo una de sus mayores erupciones.

¿Qué te inspira a tomar fotografías?

En lo personal me llena de mucha satisfacción tomar fotografías de naturaleza,  siento que es una de esas cosas que Dios me dio. Esto me motiva a tratar de desarrollar mis habilidades lo más que puedo y usar esta herramienta para dar a conocer las maravillas que nuestro creador nos regala.

¿A que lugar natural volverías y a cuál no has ido aún y te gustaría hacerlo?

Tengo dos lugares que me quedé fascinado

Rio azul en Jacaltenango una de mis mejores experiencias armar mi campamento a la orilla del rio y por la noche dormir al sonido de como el rio choca con las piedras y la caída del agua fue relajante  y un momento de meditación conmigo mismo y  rodeado de la naturaleza y mi soledad que allí me acompañaba otro lugar que volvería es Sayache en peten (cráter azul)  y laguna Brava.

No conozco  Lachúa  aun y me gustaría hacerlo.

¿Que consejos le darías a un fotógrafo que está iniciando y tiene dudas sobre cómo hacerlo?

Que siga sus instintos y  que confié en ellos. Que no tenga temor al que dirán,  o al cómo hacerlo, o las preguntas más frecuentes no tengo una buena cámara o no tengo las herramientas  no son pretexto  ya que en más de alguna ocasión escuche decir de un fotógrafo con experiencia  “fotógrafo no es aquel que tiene una buena cámara sino el que ve las cosas que otros no ven y capta esa imagen en su memoria”.

¿Qué te inspira a tomar fotografías?

Me inspira la idea de producir un cambio positivo a través del arte.
Crear imágenes con parajes y colores que ayuden a las personas a nutrir esa relación del humano y la naturaleza.
Me gusta participar en programas de acción ciudadana y mis mejores experiencias de trabajo han sido a lado de ONGs.
 
Juan y Volcán San Pedro. Foto por: Félix Salazar

 ¿A que lugar natural volverías y a cuál no has ido aún y te gustaría hacerlo?

Volvería sin pensarlo a Huehuetenango amé mi experiencia ahí. Y quiero ir muchísimo a explorar Izabal siento que me estoy perdiendo de mucho.

¿Que consejos le darías a un fotógrafo que está iniciando y tiene dudas sobre cómo hacerlo?

Hay muchas cosas que podría mencionar pero hay tres claves que me ayudan mucho inclusive hoy en día después de tantos años.
La primera es que hacer fotografía es una pasión, si la idea es hacerse famoso o ganar mucho dinero quizás quieras considerarlo dos veces ya que aunque es posible en la industria de la fotografía cada vez esas difícil llegar ahí, además no te aseguro que valga la pena.
La segunda es que la vida es muy corta para así que hay que elegir bien en que se es bueno. La fotografía es una de las profesiones más diversificadas (alimentos, deportes, moda, viajes, animales, macro, arquitectura, eventos, familia…) así que explorar las opciones antes te da una idea más clara de hacia adonde realmente ir.
La última es que nunca se termina de aprender, mejorar y enseñar.
Sí en ese orden.
Siempre estar abiertos a aprender nos ayuda a mejorar y sin compartir con otros lo perdemos todo.
              Rupalaj Kistalin (Nariz del indio), Sololá. Foto por: Félix Salazar
Conoce más de VitaNat:
Este fotógrafo originario de Costa Rica nos ha sorprendido con sus impresionantes fotos de Guatemala. Viajero y aventurero que ha visitado nuestro país en varias ocasiones y ha logrado inmortalizar varios de nuestros destinos favoritos.
Aquí la entrevista completa 🙂

¿Cuál es el lugar que más te ha impresionado de Guatemala y porqué?

Es difícil seleccionar un lugar en específico cuando tienes un lugar mega diverso como Guatemala.
Aún así siento que La laguna Brava y Los Cenotes de Oxnajab en  Nentón, Huehuetenango se robaron mi corazón. Sus diferentes colores, la exuberante naturaleza y el calor de su gente son inigualables.
Cenotes de Oxnhajab, Huehuetenango. Foto por: Félix Salazar

¿Porqué decidiste empezar a viajar en Guatemala?

Es interesante nacer siendo centroamericano, somos una mezcla bien sabrosa de etnias, paisajes e ideologías.
Guatemala apareció en el mapa desde hace muchos años, conocí varios chapines en Costa Rica y siempre quede prendado de su calidad humana.
Fue inevitable obviarlo después de ver fotografías de de sus paisajes y culturas multicolor.

¿Cuál ha sido tu fotografía más difícil de capturar?

Diría que todavía no he hecho mi fotografía más difícil aún así hay un par que involucraron múltiples días de viaje además de horas de caminatas por selva, tienda de acampar completamente mojada, dedos congelados…
Acatenango bajo el frío. Foto por: Félix Salazar

Sigue leyendo nuestra entrevista: